1ª ESTACIÓN: JESÚS SENTENCIADO A MUERTE

¡COMPARTE EN RRSS!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo.

Sentenciado y no por un tribunal, sino por todos. Condenado por los mismos que le habían aclamado poco antes. Y Él calla…

Nosotros huimos de ser reprochados. Y saltamos inmediatamente…
Dame, Señor, imitarte, uniéndome a Ti por el Silencio cuando alguien me haga sufrir. Yo lo merezco. ¡Ayúdame!

Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí

Fotografía: Julio Salcedo.

RELACIONADO