La Semana Santa de 2020 va a pasar a la historia como la más atípica de toda una generación. Por segundo año consecutivo no podemos hacer nuestra Estación de Penitencia por las calles de Málaga, pero en esta ocasión es por una buena causa que nos une a todos los malagueños, andaluces, españoles y seres humanos en general: frenar una pandemia que ha matado ya a más de 85 mil personas. Este sacrificio no debe pesar en nuestros corazones, ya que nosotros más que nadie sabemos lo que es tener Misericordia con los demás. Juntos, confinados, tristes pero contentos por saber que nuestro esfuerzo ayuda a aplanar la curva y frenar la expansión del virus.

En nuestra cuarentena estamos separados, pero nunca hemos estado tan juntos. Lo demuestra el presente documento: desde la soledad de nuestras casas hemos pedido a los Hermanos que se sumen a una iniciativa colectiva de enviar fotos del Jueves Santo de sus recuerdos. La respuesta ha sido demoledora: más de 340 fotografías que esbozan cómo vive el Jueves Santo un perchelero, cómo lo siente una perchelera…

Hermanos, saldremos de esta, y saldremos cambiados. Volverán los abrazos. Volverán los ensayos. Volveremos a desfilar por las calles de nuestro barrio. ¡Viva el Cristo de la Misericordia! ¡Viva la Virgen del Gran Poder!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para mayor información, lea nuestro Aviso Legal.

ACEPTAR
Aviso de cookies